1.- Tras la reforma, se viene a establecer que en los casos de aclaración de sentencia, complemento o subsanación, los plazos se interrumpirán pero ya no se vuelven a computar de nuevo, sino que el cómputo continúa con la notificación de la resolución.

2.- La interrupción de los plazos para recurrir no es en absoluto aplicable a la simple petición de corrección de un error material o aritmético.

Leave a Reply