Las personas que decidan iniciar una actividad empresarial o profesional por cuenta propia, así como las que actualmente ya la desempeñan, deben de tener en cuenta la nueva Ley 6/2017 de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, publicada en el Boletín Oficial del Estado el 25 de octubre de 2017.

Entre otras novedades, destacar que a partir de enero de 2018: Se amplía de seis a doce meses la reducción inicial para la cotización en contingencias comunes para nuevos empresarios o autónomos o aquellos que no hayan estado dados de alta en los dos últimos años; se amplican mejoras para los emprendedores con discapacidad; las bonificaciones de inicio de actividad se extienden hasta los 24 meses en el caso de nuevos empresarios o profesionales autónomos con edad superior a 30 años; un empresario o profesional autónomo podrá cobrar el 100% de la pensión de jubilación contributiva y continuar realizando su actividad económica siempre que cuente con al menos un trabajador contratado a su cargo; se ha aprobado la bonificación del 100% de la cuota de autónomos durante un año para el cuidado de menores hasta los 12 años o dependientes; se facilita la contratación a los hijos discapacitados de los empresarios o profesionales autónomos reduciéndose el grado de discapacidad exigido a los hijos del trabajador autónomo mayores de 30 años, afectados por una discapacidad física o sensorial, a efectos de permitir que sean contratados por aquel como trabajador por cuenta ajena; se reconoce el accidente “in itinere” para los profesionales autónomos, es decir accidentes ocurridos durante la ida o la vuelta hacia el lugar de la prestación de la actividad económica o profesional siempre que no coincida con su domicilio y se corresponda con el local, nave u oficina declarado como afecto a la actividad económica a efectos fiscales.

Leave a Reply